Select Page

002 – ¿Correr y perder peso?

002 – ¿Correr y perder peso?

¿Tal vez perder peso sea uno de los motivos por los cuales empieces, o vuelvas, a correr? Te comento lo que se sobre ello.

Te recuerdo que no soy nutricionista, ni preparador físico. No obstante he arrastrado todas mi vida un cierto sobrepeso. Entre 2013 y 2016 he bajado 29 kg, pasando de 103 kg a 74 kg. Por lo tanto lo que te comento no es una ciencia exacta si no cosas que he vivido y comparto.

Cada persona es única y tiene un funcionamiento propio por lo tanto si tienes que perder peso de forma sustancial te recomiendo que contactes un nutricionista profesional. Si quieres perder peso haciendo deporte te recomiendo acudir a los servicios de un preparador físico y de un nutricionista. En mi caso he perdido 22kg sin ayuda de nadie, los 7 últimos kilos los perdí gracias al asesoramiento de un preparador físico y de un nutricionista.

Pequeña anécdota divertida. Pesaba 81 kg cuando contacté con la persona me lleva los entrenos para mis maratones. Iba todo feliz a la primera cita con el nutricionista pensado ¡he bajado 22kg! Te dejo imaginar mi cara cuando tras pesarme y medirme los pliegos de grasa me dice: “Bueno voy a ponerte una dieta para perder estos kilitos de más”. ¿kilitos de más?!

Una vez dicho ésto, vamos a considerar 2 tipos de personas que quieren correr para perder peso.

1/ Caso de una persona con un leve sobrepeso.

f7333766001349d91d9a4030b2201a2e_xl

Te sobran unos kilitos, vamos a decir hasta 6/7 kilos. Pues perfecto puedes practicar la actividad del running, siendo constante y combinándola con otros deportes cardios y de fortalecimientos, en unas semanas lograras disfrutar. Para lo que es de bajar peso tendrás que controlar bastante lo que comes y también ser constante en este aspecto.

El error común es apretar la alimentación todo el día, luego darse la gran paliza en el deporte y al llegar a casa arrasar con todo. Es importante alimentarse varias veces al día (alimentarse no significa llenarse). Ello debe de permitir realizar la actividad física y a posteriori tener un hambre controlable.

Correr en este caso va a ser una muy buena actividad cardio para regular tu peso y llegar a perder estos kilos de más.

2/ Caso de una persona con un sobrepeso sustancial

Antes de empezar a correr tienes que perder peso. Lo tuyo no es correr para perder peso, es perder peso para correr. Era mi caso. Y lo he logrado. Había fracasado muchas veces. Te detallo lo que he hice esta vez.

2.1/ Aprender sobre alimentos

Tienes que leer y aprender sobre alimentos y dietas. Para ello sigue en Facebook a las web de running. No paran de publicar artículos y contenidos sobre dietas para corredor, alimentos, etc. Al inicio te van a parecer unos radicales tremendos.

alimentos-correr

Era adepto del bacon entonces claro ver palabras como chia, tofu, ensalada, quinoa, pescado, avena, nueces para mi se parecía a puro fanatismo de frikis. Poco a poco, al filo de los meses aprendí a clasificar los alimentos, saber lo que puedo comer y metabolizar, según el momento del día en función de la actividad física que he hecho o que voy a hacer.

2.2/ Medir tu peso

Veo muchas veces en dietas que recomiendan pesarte cada mes o cada semana. ¡No! Pésate cada día. Si cada día. Lo que importa no es el peso que te da la bascula por la mañana lo que importa es:

  • la interpretación del peso
  • la tendencia que llevas

Tu peso puede variar de hasta 3 kilos en menos de 24h. Con este panorama puedes haber perdido un kilo y al momento de pesarte que te marque 2 kilos más que la semana anterior. Menuda depresión. Ahora si aprendes a conocerte, si lees dos kilos de más igual podrás interpretar factores que explican esos 2 kilos.

bascula-peso-correr

Los factores que hacen varias el peso es sobre todo la retención de liquido. Si comes salado por ejemplo vas a beber mucho y este liquido es peso de más, hasta que tu cuerpo lo elimine yendo al baño.

Mi recomendación es pesarse cada mañana nada más levantarte y hacer un pequeño juego de apuestas. Tras 3 años haciendo este juego, pesándome a diario soy capaz de predecir mi peso a 200g en toda circunstancia. Empieza a jugar al ¿Qué peso tendre mañana?

2.3/ Ser constante

Sobre ello quiero tranquilizarte también: Imagínate, alguien que viene y te dice: “hoy he comido ensalada seguro que he adelgazado un montón.” Te veo ya sonriendo y yo contigo. Pues aplícalo a tu mala consciencia si un día te pasas: “Hoy he comido mucho y mal, voy a engordar”. No es así.

Se adelgaza por un cúmulo de buenos hábitos. No comiendo una ensalada un día.

Se engorda por un cúmulo de malos hábitos. No por un desliz puntual.

Si otra vez la constancia. Pero ser constante significa también ser gradual. No empieces una dieta radical, no la vas poder cumplir. Empezar a pensar al día y tratar de comer más limpio y combinar ello con actividad física. A partir de ello pesarte cada día.

Poco a poco, midiendo día a día llegaras lejos. Los 10 primeros días son duros al nivel de anímico ya que te notas mejor pero la bascula no se mueve mucho. Al día 20 la tendencia empieza a marcarse, al mes ya hay resultados tangibles. Por favor, ofrécete este mes. No pienses, solo haz 30 días y luego lo piensas.

2.4/Más músculo, menos grasa

En caso de sobrepeso no hay que contar con correr para perder peso. Correr en este caso seria contraproducente. Sufrirías mucho y tal vez te lesionarías.

Personalmente cuando empecé a perder peso quería correr porque me gusta. Pues no dude en limitar mis salidas corriendo. No más de una vez a la semana caminando y corriendo. Como lo he comentado la calve para correr es la constancia, si voy a correr con un sobre peso sustancial pongo a prueba un cuerpo que hace meses, tal vez años, que esta dejado, sin fuerza.

En estos primeros momentos más que correr, lo importante es disminuir el nivel de grasa y aumentar el nivel de músculo.

La vida es injusta: una persona que tiene mucho músculo gastará mucha más energía sin mover un dedo que una persona con mucha grasa. O sea el metabolismo de una persona con poco nivel de grasa consume más, es decir que sin hacer nada “adelgaza”, cuando la persona con poco músculo y mucha grasa pues casi no consume.

Por lo tanto primer objetivo: más músculo, menos grasa. Para ello lo recomendable es una mezcla de actividad de gimnasio y de deportes cardio de poco impacto (spinning, remo, elíptica, cursos de aerobic, trx, body pump etc.)

Una vez la espiral virtuosa de la perdida de peso está en marcha es imparable: hasta durmiendo tu cuerpo va a gastar más, vas a comer mucho mejor, vas a conocer tu peso y tu cuerpo … pronto estarás preparado para darle al running.

Hasta pronto para un nuevo articulo y no olvides …

“Donde hay ruina, hay esperanza para un tesoro”

Rumi

Sobre el autor

Lionel

Nací en Toulouse (Francia) en 1974, vivo en España desde hace más de 20 años. Tengo 2 hijos, trabajo en sector marketing online / desarrollo web. En octubre 2013 pesaba 103 kilos. 3 años después he perdido 29 kilos, he corrido más 7000 km, acabo de finalizar mi sexta maratón. Lo más importante de todo: no me he lesionado, he disfrutado, nunca he estado tan vivo como en este periodo. Podría parecerte que he vivido 3 años de infierno con dietas y sudor, pero fueron 3 años de alegrías. Ello tuvo un impacto positivo directo en mi vida personal, familiar, profesional y como no, en mi salud. Comparto contigo todo lo que me ha ocurrido durante en estos 3 años. Si logro inspirarte o ayudarte habré alcanzado con notable el propósito de este blog. ¡Corre Forrest, Corre!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

correforrest.com

Me llamo Lionel Nattes, me encanta vivir aventuras, y descubrir el mundo, corriendo. correforrest.com es el blog en el cual publico artículos sobre los sitios donde voy a correr. Que seas un corredor principiante o ya con miles de kilómetros en las piernas te doy la bienvenida aquí.

Sigueme … si puedes :)

Apúntate