Select Page

003 – Hablemos de pulsaciones, corazón.

003 – Hablemos de pulsaciones, corazón.

1/¿Cómo medir las pulsaciones?

Si empiezas a correr tal vez tengas dudas sobre como se pueden medir las pulsaciones. Existen varias formas:

1.1/ Medir pulsaciones de forma manual

Lo más fácil es tomarte el pulso 15 segundos, multiplicas por 4 y tendrías tu pulso por minuto.

pulsaciones-corriendo

1.2/ Medir pulsaciones con cinta en el pecho

Relojes pulsómetro y relojes gps detectan señales enviado por una cinta que llevas en tu pecho durante la actividad física. Existen también cintas pulsómetro bluetooth, lo que permite conectarla con una app de tu móvil.

 cardiofrequencemetre

1.3/ Dispositivos de lectura óptica de pulsaciones

Los últimos modelos de relojes gps que han salido proponen un sistema de lectura óptica de las pulsaciones. Esta ubicado detrás del reloj, así esta aplicado directamente contra la piel de tu muñeca y es capaz de medir tus pulsaciones. La ventaja es que ya no necesitas cinta de pecho. Los inconvenientes es que todavía no es del todo fiable (bueno la cinta a vez también falla) y que consume batería, para corredores de ultra maratones o de ironman es un problema… pobrecitos 🙂

pulsometro-optico

2/¿Las pulsaciones se pueden comparar?

 Siempre habrá alguien que te hable, de lo bajo o de lo alto que tiene las pulsaciones:

=> El mito del corredor hibernador: tiene pulsaciones bajas en reposo. Cuantas veces se oye “en reposo tengo 40 pulsaciones por minuto, el médico y las enfermeras han flipado bla bla bla….”

=> El mito del corredor acelerado: tienen pulsación altas, cuantas veces se oye “fui a hacer el test de esfuerzo y fliparon, subí hasta 190 pulsaciones bla bla bla….”

=> El mito del corredor comparador: “iba a 160 pulsaciones por minuto mientras Manolito iba pasado a 185”

Comparar pulsaciones como valor absoluto entre dos personas no tiene casi sentido.

Primero influye factores como la edad y el sexo del corredor. La morfología de cada corazón es diferente, ciertos corazones bombean mucha sangre en cada pulsación, otros bombean menos. Es como comparar las revoluciones por minutos de un motor diésel de un camión y las de un pequeño coche gasolina.

Por lo tanto no se puede comparar niveles de pulsaciones entre dos corredores. Lo que se podría comparar es el % sobre las pulsaciones máximas.

Aprovecho este tema para recomendarte de hacer un test de esfuerzo que permitirá entre otras cosas determinar tu nivel de pulsaciones máximo.

Un ejemplo para ilustrar esto. Tengo pulsaciones máximas actualmente a 167 pulsaciones por minuto, no es bueno, no es malo, es así. Como alguien que pesa 78 kilos por ejemplo, ¿es bueno? ¿Es malo? Pues solo con este dato no puedo decir.

captura-de-pantalla-2016-12-03-a-las-09-15-10

Muchas vez cuando hago entrenos en grupos los corredores preguntan entre ellos “¿a cuanto pulsaciones vas?”. En un entreno de series muy duras podría llegar a subir a 157/158 ver 160 pulsaciones. Mientras ellos están a 180/190 pulsaciones. Me miran con admiración pensando menudo maquina iba a 190 y de mientras el iba a 160. De maquina nada igual que ellos iba a 85% / 90 % de lo que según el test de esfuerzo mi corazón es capaz de bombear.

Hasta pronto para un nuevo articulo y no olvides:

Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos.”

Antoine de Saint-Exupéry

Sobre el autor

Lionel

Nací en Toulouse (Francia) en 1974, en 1997 vine a España para un intercambio universitario, y desde entonces aquí estoy. Tengo 2 hijos, trabajo en sector marketing online / desarrollo web. En 2013 pesaba 103 kilos, 3 años después había perdido 30 kilos y había corrido miles de kilómetros. Todo mi vida he jugado al rugby, de los 10 años a los 33 años. 23 años empujando en las meles cuesta luego ponerse a correr. No soy un buen corredor pero me gusta correr y todo el entrenamiento que requiere. He corrido varios maratones, 100 km asfalto, ultras de montaña y carreras por etapas en el desierto. Cada día disfruto más de los retos: carreras sin dorsales en el cual se combina correr y viajar, descubriendo rincones fantásticos del mundo. Comparto en correforrest.com pensamientos relativos a mi perdida de peso, a mi nueva vida corriendo y a los sueños de futuras carreras y destinos. Si logro inspirarte, o si te hago sonreír, o simplemente si te hago soñar con viajar y ir a descubrir el mundo paseando o corriendo habré alcanzado con notable el propósito de este blog. ¡Corre Forrest, Corre!