Select Page

015-No tengo fuerza de voluntad como tu …

015-No tengo fuerza de voluntad como tu …

No os voy a dar una lección de vida ya que en este aspecto, tengo más por aprender que por enseñar. No obstante quiero compartir con vosotros unas consideraciónes sobre la fuerza de voluntad. Descubrí al empezar a correr que uno de los secretos de cualquier éxito o de cualquier logro es la constancia.

De nada sirven los excesos, lo único que te hace mejorar es tu capacidad en repetir una y otra vez un ejercicio o una habilidad: sea tocar el piano, hablar un idioma o contar chistes.

En el caso concreto del correr la constancia es aun más clave. Si no corres o entrenas con constancia cada vez que vuelvas a correr es como si empezaras de cero o casi:

1/ Sufres cada vez que vuelves a correr = no querras repetir

2/ Te cuestra recuperar = tienes que descansar 2 o 3 dias, por lo tanto no eres constante.

Cuando empecé a perder peso de forma sustancial siempre volvía a mis oidos el concepto de la fuerza de voluntad:

“Eres muy constante, que fuerza de voluntad tienes, yo no podría”

Y siempre pensaba …

¿Fuerza de voluntad? Si estoy haciendo algo que me encanta. Fuerza de voluntad es hacer algo que no te gusta por obligación o necesidad. En mi caso me encantaban mis nuevos hábitos alimenticios y me encantaba entrenar.

¿Me estaba realmente la gente diciendo que tengo fuerza de voluntad por ser constante en hacer algo que quiero hacer? Me parecia muy raro.

Lo que te pueda sonar raro es que me guste entrenar y me guste comer lechugas (es una caricatura). Entonces vamos a imaginarnos … un fumador. Elijo el fumador como ejemplo porque es un modelo en el arte de la tan deseada constancia.

  1. Fuma uno tras Otro.
  2. Un fumador es capaz de salir a la calle a las 11h de la noche para encontrar tabaco.
  3. Un fumador es capaz de salir de un restaurante donde están cenando con amigos y familiares para fumar un ”piti” en solitario durante una noche helada de enero.

¡Qué fuerza de voluntad tiene el fumador!

¿Esta sonrisa que se dibuja en tu rostro significa qué estás de acuerdo conmigo?

El fumador no tiene fuerza de voluntad, lo que tiene es voluntad de fumar, sencillamente tiene ganas de ello.

Para ser constante, la fuerza de voluntad NO sirve.

Lo que se necesita para lograr ser constante es hacer las cosas con ganas.

Sin ganas, no hay voluntad y no hay constancia.

De forma puntual la fuerza de voluntad puede hacer que hagas algo a lo que no estás obligado, pero la constancia diaria se obtiene con la ganas de hacer las cosas. Por lo tanto ser constante es fácil …  solo hace falta tener ganas!

En el próximo articulo te voy a dar 7 trucos para estimular la voluntad y lograr la constancia.

Hasta pronto para un nuevo artículo y no olvides …

”Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado, un esfuerzo total es una victoria completa.”

Gandhi

Sobre el autor

Lionel

Nací en Toulouse (Francia) en 1974, en 1997 vine a España para un intercambio universitario, y desde entonces aquí estoy. Tengo 2 hijos, trabajo en sector marketing online / desarrollo web. En 2013 pesaba 103 kilos, 3 años después había perdido 30 kilos y había corrido miles de kilómetros. Todo mi vida he jugado al rugby, de los 10 años a los 33 años. 23 años empujando en las meles cuesta luego ponerse a correr. No soy un buen corredor pero me gusta correr y todo el entrenamiento que requiere. He corrido varios maratones, 100 km asfalto, ultras de montaña y carreras por etapas en el desierto. Cada día disfruto más de los retos: carreras sin dorsales en el cual se combina correr y viajar, descubriendo rincones fantásticos del mundo. Comparto en correforrest.com pensamientos relativos a mi perdida de peso, a mi nueva vida corriendo y a los sueños de futuras carreras y destinos. Si logro inspirarte, o si te hago sonreír, o simplemente si te hago soñar con viajar y ir a descubrir el mundo paseando o corriendo habré alcanzado con notable el propósito de este blog. ¡Corre Forrest, Corre!